Kindergarten

Este nivel es fundamental para el desarrollo de la autonomía ¬-tanto intelectual como socio-afectiva- de los niños. Debe preparar al individuo, estructurando las bases cognitivas, favoreciendo las actividades de expresión lúdica creativa, no sólo haciendo ejercicios de alfabetización, sino también identificando signos e interpretando códigos socio-culturales; desarrollando la comprensión literaria junto al desarrollo de la lógica matemática.

La preparación consiste, entonces, en el desarrollo de la posibilidad de comunicación, de comprensión de la realidad, a través de un proceso de aprendizaje natural centrado en la expresión lúdica creativa, en la experimentación, en la búsqueda de nuevas informaciones, en las comparaciones y verificaciones, en la elaboración de nuevas concepciones, etc.

Desde lo socio-afectivo implica un proceso de independización, de autoafirmación. Los niños además de descubrirse a sí mismos como individuos con deseos y derechos propios, tienen que descubrir que hay ciertas limitaciones para el cumplimiento de los mismos, ciertos obstáculos surgidos en razón de la existencia de otros individuos con deseos y derechos particulares.

Lograr el respeto por los sentimientos y derechos de los demás, implica que el niño comience a coordinar diferentes puntos de vista, lo cual lleva a una descentración de sí mismo.

Este desarrollo de la autonomía también intenta despertar en los niños su curiosidad, su iniciativa, su capacidad para descubrir por si mismos, y la posibilidad de expresar su opinión con convicción.

Desde lo intelectual, íntimamente relacionado con lo afectivo, esta autonomía busca desarrollar un niño que proponga ideas, problemas, pregunta; que relacione los hechos, que descubra las semejanzas y diferencias, etc.

El desarrollo de los procesos intelectuales está íntimamente ligado al desarrollo del lenguaje, que tiene por base la función simbólica.

Concebimos al aprendizaje como un proceso dinámico, que se construye en el marco de un determinado contexto; tanto histórico como social y cultural, donde el sujeto desempeña un papel fundamental.

Entendemos por sujeto al hombre en relación. Esto es, que los hombres se desenvuelven no sólo dentro de las circunstancias geográficas y ambientales, sino también dentro de situaciones culturales, políticas e históricas, etc.

               En el jardín, el juego tiene que ser un vehículo normal y cotidiano para los aprendizajes.

La propuesta didáctica tiene que posibilitar que los niños: participen, descubran, experimenten, comparen, establezcan semejanzas y  diferencias, se interrelacionen, cuestionen, agudicen su curiosidad, crean, duden.

 

 Los contenidos en el Nivel Inicial se presentan organizados en áreas de conocimiento, como así también se presenta una propuesta de contenidos transversales, los cuales toman como base los CBC, los acuerdos Federales y Provinciales.  

El Consejo Federal de Cultura y Educación (1993) define a los contenidos como “el conjunto de saberes culturales cuya asimilación y apropiación por parte de los alumnos se considera esencial para su desarrollo personal y social”. Teniendo en cuenta, que los conocimientos son siempre construcciones históricos-sociales producto de la acción humana.

Los contenidos son herramientas para la comprensión del mundo. Decimos herramientas, porque la sala se transforma en un taller donde el trabajo posibilita la construcción de los conocimientos. Un taller donde se intentará una síntesis entre las capacidades intelectuales y manuales de los niños.

La manera en que se desarrollen estos contenidos posibilitará la ampliación, profundización y modificación del conocimiento del mundo que traen los chicos.

Desde que el niño nace se conecta con el medio desarrollando diversas experiencias tanto con las personas como con los objetos. Casi nada le es indiferente desde la naturaleza hasta la adquisición del lenguaje, llevando a cabo un proceso de conocimiento.

A partir del contacto con el grupo de pertenencia o denominado primario irá recibiendo determinado bagaje cultural. Una idea del mundo, una idea de la naturaleza, una idea religiosa que estará íntimamente ligada a las características del lugar en el cual el grupo humano desarrolle sus experiencias. Todas estas experiencias continuarán en el bagaje con el que ingresa al jardín.

Con el ingreso a este nivel experimentará la conformación de este conocimiento previo que le permitirá  reestructurar, ampliar, profundizar hasta llegar a convertir esas experiencias cotidianas en objeto de su conocimiento, que por otra parte devendrán en nuevos significados que ampliarán su visión del mundo. El acercamiento a la ciencia se irá construyendo paulatinamente, es decir, se iniciará el camino en la construcción de esos conceptos científicos que serán la base en la cual se asentarán niveles más complejos de conocimientos en los niveles superiores.

Además, estos contenidos permitirán ir desarrollando una actitud crítica, incentivando la curiosidad que devendrá en dudas del conocimiento ya adquirido. La idea es generar actitudes inquisidoras dentro de este proceso de aprendizaje, que posibilite el pensar y lo lleve al niño a encontrar sus propias respuestas a las dudas suscitadas.